domingo, 14 de julio de 2013

Preguntas a la luna

Caricias escalonadas, deseos flotantes, 
palabras que mi razón no entiende,
que la noche desvela
mientras yo, en duermevela,
pronuncio tu nombre.


Fachadas mustias, miradas marchitas,
se evaporan en mi piel los sudores de tu cuerpo.
Como esa melodia a medias
susurros y, poco a poco, silencio.
Se esparcen las llamas,
la luz se agota,
y regresan las preguntas.




Interrogaciones a la luna



...

Nadie contesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario